lunes, 6 de agosto de 2012

El sujeto tácito

La que habla con los dedos
besa callando  
y teme
y  la aterra
compartir
la piel
que su verbo
acaricia, con
el laborioso 
arte
de quien crea
una brisa
o dos
Ella
no puede hacer una oda al egoísmo
y se inclina
ante el escalofrio de pensar
una mano en un cuerpo
Y se derrumba el pecho
en el interior 
de la carcasa de carne
que sigue escribiendo

Obra de: Erika Kuhn



9 comentarios:

Garriga dijo...

si, claro, desolador completamente desolador. Y esa brisa o dos
me deja con la frase del flaco
"no queda mas que viento"

esta es la corina que yo banco a muerte
la que me mata
con esos dedos que escriben

Guantes De Lana dijo...

Excelente, como todo. Muy bueno y la obra de Kuhn también.

TORO SALVAJE dijo...

La que habla callando me conmueve profundamente.
Es una Diosa.

Besos.

emiliano dijo...

"una oda al egoísmo
y se inclina"

!!

Darío dijo...

Ella y la imagen hablan de una apertura...Beso...

Elchiado dijo...

texto capital, soberbio en sus palabras, envidia profunda de esos verbos que acarician, despertar de lujuria en la conciencia herida de silencio

Arturo dijo...

Corina:
Honda tristeza se desprende en ese poema.
Has logrado que conmueva la situación que vive ese personaje.
Un gran abrazo.

Jon Igual dijo...

Y que esa carcasa de carne no deje de escribir.
Un beso.

la MaLquEridA dijo...

Mucho sentimiento guardado en esas letras pintadas de colores.