jueves, 6 de septiembre de 2012

Necedad

(si, hay labios tras los verbos)

...suave brisa desmemoriada, repta por el suelo de la terraza prestando su caricia tibia atraviesa los balaustres del antiguo balcón mientras se aleja se derrama y se entrelaza con la frondosidad del árbol que suspira por ella, la volátil, que ahora besa, uno por uno, con el mismo esmero, los adoquines del empedrado humedecido 

Él
es
la
brisa
que le
abre los ojos
a mi ojo muerto

El puede traerme a la vida pero

Moriré negándome a la brisa
Enloqueceré buscando los labios tras el verbo.


















6 comentarios:

Garriga dijo...

el parpado cerrado
morir de brisas que no soplan

Darío dijo...

Pequeño Mesías...

escuchando palabras dijo...

me ha gustado mucho esta entrada, que tengas un bello dia!!!

Elchiado dijo...

qué bonito... también yo moriré negándome a la brisa

TORO SALVAJE dijo...

Y tras los labios la lengua.

besos.

la MaLquEridA dijo...

Nooo, pero por que morir?