miércoles, 26 de septiembre de 2012

Perseverancia de la desubicada

El soñador no suelta los remos aunque no le alcance la vida
para surcar el espacio
La desubicada no tiene canoa pero rema la fobia
y nada. 
Descalza y sin llaves, Corazón salame*  teje
Penélope del suburbio, alérgica a la lana

Fotografía de Kristamas Klousch
















6 comentarios:

Darío dijo...

Mi corazón salameeee, que nadi viene a buscarlo...

TORO SALVAJE dijo...

El soñador es alguien que se estrellará un día.

Besos.

Garriga dijo...

sus palabras señora corina
me desnudan, me dejan aterido
flotando
como un feto interplanetario
solo
en busca de un utero
en busca de nacerse

la MaLquEridA dijo...

El soñador debía ser atado a las alas de un colibrí, así aprendería lo que es soñar.

Dany dijo...

Bien salame.....tejiendo en estas épocas. Un beso cuervo.

Arturo dijo...

Corina:
En los días que corren, hay muchos por allí a los que le cabrían tus palabras.
Al final, todo pasa y cada cual fue dueño de sus aciertos y sus errores.
Un gran abrazo.