sábado, 10 de noviembre de 2012

el Sol es frágil como una hormiga
el equilibrio la locura un verbo
me ha besado hasta dejarme
temblando en el borde de la prosa
tan frágil como nada
tan cansada
parada en el destino sin labios
caricia descarnada que sin manos
aún deseo
revienta palabras la pasión y luego
revienta la lagrima
cuando quite los ojos del poema
deberé limpiar los escombros de un sueño


para estas letras no quiero puntos





















Fotografía: Kristamas

6 comentarios:

Darío dijo...

Desbordante (sin puntos finales ni suspensivos)

Garriga dijo...

Escombros de un sueño, eso le pasa a muchos que sueñan
peor es estar muerto
cuando vienen a matarte
bah
en realidad siempre pasa
las cosas son antes de que sean
en la mente
y mirá todos estos puntos...........................................................

Carolina dijo...

Un texto en prosa bien logrado. Sin desperdicio alguno, me quedo con esta parte:
"...revienta palabras la pasión y luego
revienta la lagrima
cuando quite los ojos del poema
deberé limpiar los escombros de un sueño."

Gracias por tu visita

Carolina dijo...

Besitos de luz

Gala dijo...

Cuando las letras son brillantes no necesitan puntos finales.
Recoger los escombros es una cotidianidad que rodea a muchos de nosotros, sobre todo cuando dejas en las letras tanta sinceridad y tanta verdad aplastante.

Gracias por descubrirme el camino a tu casa.
He de decirte que me has encantado, ese modo de escribir, sencillo, directo y con tanta fuerza.
Impresionante.
Y en el otro blog, donde no podemos poner comentarios, no pienso perderlo de vista, tu modo de pensar es fascinante.
Me los quedo con tu permiso, y no dejaré de visitarte sin duda alguna.

Besos mediterráneos.

TORO SALVAJE dijo...

Esa eres tú cara a la pared?

Ummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Besos.