domingo, 18 de noviembre de 2012

EL BESO EN LOS OJOS

Kafka aseguró a su amada
que las cartas de amor 
son una relación con fantasmas: 
los besos escritos no llegan a destino, 
son bebidos por los fantasmas 
por el camino 

desde hace tiempo, entonces, sin notarlo 
mientras desangrábamos los verbos 
tras el afán de construir puentes al febril deseo 
él y yo 
hemos muerto… 
porque al no llegar a mí sus labios, yo 
no tengo cuerpo




















Fotografía: Vladimir Clavijo - Telepnev

4 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Mira que si estamos muertos....

Besos.

Darío dijo...

Estás viva. Se trata de fantasmas.

Gala dijo...

Le harás caso a kafka?
A mi me parece que los besos escritos llegan a su destino en forma impresa, y siempre puedes leerlos una y otra vez para sentirlos desde ese papel que como mensajero los deja.
Cierto que labio con labio además de la emoción del beso en si, obtenemos también el sabor y el tacto y eso, en un beso bien dado no tiene precio.

Yo te dejo los míos, desde el mediterráneo.

Dany dijo...

Excelente Corina. Los fantasmas se quedan a veces con lo que debería haber sido la realidad. Un beso cuervo!