jueves, 1 de noviembre de 2012

Sisters

Noviembre. Prudencia se ha instalado en casa para poner todo patas para arriba.

Dolores lloriquea -¡Pero, Prudencia! ¿Cómo querés que haga para olvidarlo si deseo tanto a ese hombre... ? lo amo con completa locura y en secreto...

Prudencia la mira y con firmeza exclama: -No dezéez, toma. Zi no puedez tomar, no dezeez. No amez en zecreto. Zi no puedez dezirlo, no amez. 

Penélope, en el sillón de la sala, tejía su trigésima séptima manta mientras escuchaba la discusión. Hasta que no pudo contenerse -¡No escuches a la recién llegada, Dolores, no sufras! Tené fe. Sé paciente. Pronto tu amor se iluminará. Si aprendés a esperar llegará el día en que él se fijará en vos, y como ese azahar que tanto te gusta, estallarán en flor. Sus cuerpos se unirán como conejos hambrientos correteándose en el parque, bajo la oscuridad de la noche y serán felices manoseándose obscenos frente a la mirada amarrrrrga de los prudentes! y bueno... si me permiten... digo yo ¿qué es eso de ze zezze zozo? Ya basta, esto no es serio...

- ... zi zeráz zorra...- susurró entre dientes Prudencia, sin bajar la mirada que comenzaba a llenarse de nubarrones negros

Dolores y Penélope llevan sus manos a la boca y sueltan una ruidosa carcajada. Penélope repite sin parar -zo.. zo ze que zi, zo ze que zi, jajaja!-, -¡Ya basta! -dice Dolores, llorando de risa- ¡me hacés reír tanto que me haré pis!-

Prudencia, con ceremonia, se dirigió hacia la canasta con lanas de Penélope, eligió el ovillo blanco mas grueso y comenzó a envolver a la tejedora, que yacía ahora en el piso, paralizada, tras un certero ¡ZAZ! arrojado con la palma de canto en la garganta de la desafortunada parlanchina. Desde los dedos del pie hasta la respingada nariz, Prudencia hacia de Penélope un lanudo capullo, mientras desoía el doloroso llanto de Dolores que observaba en silencio, acurrucada en un rincón de la habitación, el improvisado proceso de momificación. En un santiamén y con tanto arte quedó envuelta esa mujer que, si en ese instante alguien levantaba apuestas… ponía doble o nada a que Prudencia era egipcia.





Fotografia: Kristamas

4 comentarios:

Garriga dijo...

bien por penelope

Darío dijo...

Tenía otro concepto de Prudencia...

TORO SALVAJE dijo...

Prudencia, Dolores... sólo falta Martirio.

Besos.

Amapola Azzul dijo...

Yo creo que Prudencia era egipcia.¿ se diría que la única iluminada era Penélope?, porque yo ya estoy hecha un lío.