sábado, 22 de diciembre de 2012

A veces mi moral se vuelve pájaro
y carga en su lomo a mi decencia
al horizonte apunta y se disuelve
dejándote a solas con mi propia bestia
insostenible lengua, que convierte 
mi saliva en tu nombre entero y quiere
y quiere y quiere


4 comentarios:

Garriga dijo...

sos la mejor
lejos

Emanuel Tomasin Borda dijo...

Seguro hablaste con Cristian Alejandro Bulacio, seguro.

TORO SALVAJE dijo...

... y quiere y quiere.

Besos.

Gala dijo...

Y quiere y quiere...
Quien no pierde la decencia de vez en cuando no vive plenamente...
Dejémonos la moral apartada y seamos libres aunque sea por un rato.
sin remordimientos...

Besos mediterráneos.