jueves, 27 de diciembre de 2012

tenes que aprender a irte,
princesa necia, que no hay trono
el amor no tiene grises porque el  gris
no tiene héroes
la mujer tierra florece, el resto
se disuelve
en el lecho, en el abrazo, en las manos con sortija
en la Noble cobardía de guardar erguidas
las columnas de la casa.



5 comentarios:

Darío dijo...

Y si son grises son truchos...Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

Todo llegará princesa.
Paciencia.

Besos.

Gala dijo...

Tiene muchas interpretaciones este post, pero la primera que me vino a la mente fue la de esas mujeres maltratadas, despreciadas en su propia casa, que en su dia fueron princesas y hoy no lo sienten, sin embargo por llevar un anillo al dedo piensan que todo lo deben soportar, como las columnas de una casa, y no, los grises como bien dices no existen en el amor.
Ningún héroe ni heroína vistió jamás de gris su vida.
El gris es un color feo y triste, no debería teñir el amor, ni nada.

Besos mediterráneos.

Emanuel Tomasin Borda dijo...

Clarín (que miente) tiene la culpa de la inflación. Hoy cien mangos no valen nada. ¡Abajo Clarín! ¡Viva la Patria Carajo!

Garriga dijo...

para las columnas erguidas
de las casas
lo mejor son las explosiones
el resto
que queda
madre terra
y es cierto que el gris no tiene héroes
individuales
pero el gris
es el victorioso
blanco y negro
son mártires, sueños de pureza del color que pueden ser perseguidos unicamente por los grises lo que en definitiva
resulta peligroso
o creo que me colgué
de todos modos
fue bello leerte