viernes, 11 de enero de 2013


porque sacude el polvo de mi lapida y me lleva
de regreso a las cornisas
porque cuando abre su mano
no hay palomas
no tiene ojos, tiene cielo


6 comentarios:

carlos Niederheitmann dijo...

Ahora que deja el silencio, te lleva a sus cronistas. Cuando vuelves del paseo, dos ojos azules te expresan todo el amor...

Besos.

carlos Niederheitmann dijo...

Cornisas*

Estoy desde el móvil...

Arturo dijo...

Corina:
en este poema, que se me presenta como una adivinanza, creo vislumbrar la presencia del viento, la otra sería la elevación, el encuentro con Dios tras el deceso. ¿Adiviné?
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Ya está todo como debe estar.
Y tú feliz.

Besos.

Carolina dijo...

Y es que eso tiene el viento, que nos eleva y pasea por todo el cielo.

Besitos de luz

Gala dijo...

Porque cuando te llega todo se expande.
Dios! que bonito lo has dicho.
Me dejas sin aliento.
Tan breve, tan pleno!

Tan grande como el cielo.

Besos mediterráneos.