domingo, 27 de enero de 2013

fragmento de esquina en bondi*


... amarilla y desgastada, la hilera de cañas censura el balcón de la señora que no quiere mostrar sus flores, pero siempre una azalea asoma mientras arrutinado, el señor que adorna la puerta de una jaula, acaricia un gato gris, de bigotes depilados.
Enciende la luz roja y carrera en marcha, bandadas de veloces equilibristas intentan llegar ilesas sobre empinados tacones de moda, hasta el otro lado de la calle. Algunos pisan escombros. Otros levitan en pentagramas. Alguna cierra los ojos y aparece bajo los párpados de otro en otra esquina y aquí, desde el fondo del vientre de este engendro metálico encendido, se escucha cantar a la dulce Piaff... Volcado en la butaca, el hombre a mi costado duerme, invasivo, sobre mi lado izquierdo mientras mi corazón insiste en hacerse llamar por un nombre que no soy yo ...













* bondi: Del lunfardo de Argentina: Ómnibus

2 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Mira que listo el dormilón...

Besos.

Garriga dijo...

cuestion de nombres
nadie es yo
todos son yo