domingo, 24 de febrero de 2013


dicen que antes de morir un hombre
primero muere la palabra
el silencio a veces se parece mucho
a ese preludio de la muerte

una palabra puede
sanar lo que otra ha herido
una palabra puede tomar mi mano y mandar
al silencio, solo, a la tumba



4 comentarios:

Darío dijo...

Mejor silencio, mejor...

Arturo dijo...

Corina:
Es cierto solo si esa palabra es amor.
Un gran abrazo.

Gala dijo...

Juraría que dejé un comentario en esta entrada.
Ay! no me hagas mucho caso, a veces ando tan despistada que ya no sé ni que hago!

Aquí va (de nuevo)
El silencio no es malo si es consentido, a veces es tan profundo, tan necesario que nos refugiamos en él para encontrarnos.
Pero cuando sólo hay silencio, cuando muere la palabra, es posible que si, que sea como la tumba en vida.

Besitos mediterráneos.

mónica pía dijo...

muy bello... me gusta tu escribir, estaré por aquí!

un cariño,