lunes, 10 de junio de 2013


La sucesión temporal
niña, sangre, frío, piel y piedra, es el pulso que traza
la visión del ave desangrándose ante el témpano

dibujo: Erika Kuhn



















5 comentarios:

Garriga dijo...

tal vez la sangre horade el tempano
como la gota la piedra
y el agua se ponga a hervir

me alegro de volver a leerte, corina
te dig la verdad
esto no era lo mismo sin vos.

Nel Morán dijo...

La palabra a veces sueña realidades ocultas que el ave aflora en su mirada.

Saludos

Darío dijo...

No puedo ver con los ojos del ave, pero me empatizo y me nublo...

Gala dijo...

Tanto frio desangra el pulso.
Me alegro volver a esta tu casa.
Echaba de menos tu arte.

Besitos, desde la Imperial Tarraco.

TORO SALVAJE dijo...

Mejor que los Spurs dejen la sangre argentina en el banquillo si quieren ganar algún partido.

Esa sangre está podrida.

Que malo que es...