lunes, 18 de noviembre de 2013


el mismo vértigo guarda
la cornisa y la crisálida
el límite de las cosas
como el borde de los labios
quizás sea la vida una cornisa de la nada


5 comentarios:

Arturo dijo...

Corina:
Es un interrogante interesante, que justifica ser analizado.
Muy bueno.
Un gran abrazo.

Yoni Bigud dijo...

Y seguramente lo es. Digo, una cornisa de la nada. Ocurre que la comprobación final es personal e intransferible.

Un saludo.

TORO SALVAJE dijo...

Eso es.

Y la nada esperándonos.

Besos.

Garriga dijo...

ultimamente ando pensando en los límites del universo.
Fisica y poesia tienen tanto en común. Creo que la poesía es esa comprobación física de algunas cosas.

Guillermo Altayrac dijo...

Me gustan tus poemas. Hace tiempo que no leía en algún blog poemas que me gustaran.
Eso sí, ¡cuánta muerte! Jajajaja.
Saludos.