domingo, 23 de marzo de 2014

y cuando nos encontramos nos dispusimos
a esperar juntos la muerte y mientras tanto
ocuparíamos la vida
entera en detonar sus relojes y robar su brújulas.

2 comentarios:

DaliaNegra dijo...

Pero en ocasiones olvidábamos
y un día llegó la anunciada
y ya no hubo tiempo.
Besos***

guille dijo...

Ocupar la vida es una hermosa tarea.

Lo difícil es elegir como y con qué.