domingo, 5 de abril de 2015

****
Nadie sabe qué duerme aquí hasta que lo despierta

***
Quizás me asesiné cuando me creí herida de muerte
Me asesiné en silencio, pero eramos tantas
que no nos dimos cuenta
hasta que dije silencios cuando debí decir amor

**
Mientras se tala un árbol no deja 
de soplar la brisa o de abrir una rosa
No puedo recordar qué hice con el poema ni donde
enterré mi deseo



1 comentario:

TORO SALVAJE dijo...

Yo te resucitaré.
Las veces que haga falta.