domingo, 24 de mayo de 2015

II

Un día se vuelve a las ruinas y se busca

Dado el hecho de tener que escribir de amor para que no se pudra.
Dado el hecho de tener que escribir sobre cuando sentí amor, como quien recuerda un muerto querido para que no muera dos veces.

Y reinando en las ruinas, esa crédula, frágil de orgullo, esa expuesta al ridículo constante, la flor abierta.

No la recuerdo. No recuerdo nada de eso.


1 comentario:

TORO SALVAJE dijo...

Yo tampoco.
Estamos muertos.